La maldición de los ojos negros

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La maldición de los ojos negros

Mensaje por Hikari14 el Lun Oct 08, 2012 11:24 pm

Resumen: Nikolev, Shinkei, Álvaro y Julius son un pintoresco grupo de amigos con sus mas y sus menos, sus relaciones y sus problemas, pero todo cambia cuando Nikolev empieza a tener unas extrañas pesadillas, y mas sucesos le ocurren,todo relacionado con unos ojos negros....que ocultan la peor de las maldiciones.
Advertencia: un pelin de yaoi, nada grave xD

La maldición de los ojos negros

Era de noche, debían de pasar las doce y en una apartada mansión a las afueras de la ciudad se escuchó un grito, agudo, escalofriante, aterrador, muestra de que alguien temblaba de miedo, más concretamente, que una mujer estaba asustada, y así era, una joven de larga cabellera roja y ojos violáceos temblaba de miedo mientras que sus ojos se volvían vidriosos presa de las lagrimas y al contemplar la funesta escena que tenía delante volvía a gritar.

-¡Queréis quitar esa película de una maldita vez! ¡Me va a dar un infarto por Dios!

Los tres chicos allí presentes suspiraron ante la reacción de su amiga Shinkei Roselli ,sin duda ver una película de terror con ella no era recomendable, Nikolev Petrova, se levanto de allí para dirigirse a la cocina antes de que la chica le destrozara un tímpano, el joven de ojos y cabellos negros como la noche camino por aquel oscuro y angosto pasillo hasta llegar a la cocina abrir la nevera …y un susurro le trajo una palabra.
-Ayúdame…

Otra vez no, no podía ser, siempre lo mismo desde que tenía cinco años, siempre aquellas voces que le llamaban, siempre aquellas suplicas y para su desgracia con los años solo parecía avivarse, volteo con la botella en la mano y esta se cayó al suelo rompiéndose, esta vez era diferente…delante del había alguien, esta vez no era solo una voz si no una imagen, una aterradora, una mujer de cabellos dorados largos, despeinados le miraba con sus ojos blancos, su vestido estaba roto, lleno de sangre y su cara y cuerpo lleno de arañazos.

-No puedo ayudarte.
-Ayúdame, ¡ayúdame!
-¡No!

La mujer se acercó más a Nikolev pero sus ojos se cruzaron con unos ojos de color gris, la mujer se alejó, retrocedió y como si de repente todo cambiara, ella comenzó a llorar, a gritar a alejarse, mientras gritaba más y mas alto.

-¡Ayúdame! ¡Aléjalo de mi tienes que salvarme!
-Nikolev, ¿pasa algo?, escuchamos como se rompía algo y te encontramos con esa cara, ¿qué pasa ahora te dio miedo a ti la película?

Nikolev reaccionó y miro a sus tres acompañantes, sus ojos vagaron desde su amiga que peleaba con Álvaro, hasta finalmente el ultimo intégrate de aquel grupo, Julius, dueño de aquellos ojos grises y que había asustado aquel espíritu, aun que él se negaba a creer que aquello existiera y siempre lo achacaba a lo mismo, cansancio.

-No es nada, solo se me resbaló de las manos la botella y me quede un poco pillado, ¿qué le pasa a esos dos?

Sin mas fue a por algo para recoger los cristales de la botella mientras esperaba la explicación de por qué ellos estaban peleándose de nuevo, por que prácticamente se pasaban la vida peleando, y él como mayor responsable tenía que separarlos.

-Que te lo cuenten los infantiles
-¡Tú a callar viejo, que la culpa es del! A este ególatra no le entra en la cabeza de que si me agarré a él cuando aquel niño bajo las escaleras haciendo esas cosas tan raras fue por culpa del miedo, no por que quisiera.
-Claro que si querida Shinkei , lo que querías era agarrarte a mi porque se, que como siempre te soy irresistible y a de mas eso no daba miedo, parecía un contorsionista a punto de partirse el cuello
-¡Maldito ególatra!

Nikolev rodó los ojos, quien diría que después esos dos eran amantes y ya se habían acostado un par de veces, la verdad era que a él le molestaba y bastante, Shinkei era para él como una hermana y Álvaro era demasiado capullo, si, demasiado, pero bueno, su pequeña también tenía lo suyo así que se limito a limpiar aquel estropicio para después bostezar,tanto ajetreo le comenzaba a cobrar factura.

-Será mejor acostarse, es tarde y ahí que madrugar, pero me niego a dormir sola en una habitación en la otra punta, ¡las más alejadas siempre son las primeras en morir, no!

-Bueno eso se soluciona de forma fácil, duermes conmigo de todas formas no sería la primera vez no, ¿querida Shinkei?
-¡Antes dejo que un fantasma me devore a dormir contigo Álvaro!
-Ahora dices eso, pero ya veremos qué pasa esta noche.

Julius suspiró y Nikolev también, esos dos nunca cambiarían, así que decidieron irse cada uno a su cama, e intentar dormir ya que él día siguiente les esperaban muchas cosas, entre ellas, el comienzo de su peor pesadilla…

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Nikolev dormía profundamente en su cama, sus ojos estaban cerrados y su respiración estaba acompasada, tranquila, todo parecía estar en calma…pero la verdad era otra, ya que en sus sueños, todo comenzaba a moverse, Nikolev había apareció en un bosque, vestido totalmente de blanco, algo que odió ya que ese color no le gustaba demasiado, descalzo y totalmente desorientado, suspiró y decidió hacer algo, estaba claro que aquello era solo un sueño así que sin más decidió comenzar a caminar, el lugar estaba iluminado levemente por unos cuantos rayos de luz que escapaban de la espesa niebla que rodeaba todo aquello, dándole un tono grisáceo al ambiente y ciertamente para el inquietante, caminando sin rumbo contemplaba como el bosque parecía no tener fin, no parecía acabar nunca, y aquello comenzaba a enloquecerle, su paciencia era escasa y con aquella situación era aun más escasa, suspiró de nuevo, los pies le dolían, un segundo, ¿cómo podían dolerle si era un sueño?, seguro solo eran imaginaciones suyas…entonces cuando menos se lo espero vio algo delante del, algo que destacaba y no encajaba en aquel lugar…una puerta de madera con un cartel con letras rojas.

-¿Qué demonios es esto?

El joven de ojos y cabellos como la noche contemplo aquel macabro cartel que con una chorreante y sangrienta letra le hacía una funesta invitación… Bienvenido a tu propio infierno, Nikolev tragó grueso y mentalizándose de que todo era un sueño tomó el pomo de la puerta y lo giró, la puerta se abrió levemente con un crujido y el pasó hacía dentro, una vez allí de un portazo la puerta se cerró y comenzó a caer, como si el suelo hubiera desaparecido de pronto, como si en segundo, no hubiera nada, gritó sin poder evitarlo, deseando despertar antes de caer al suelo pero no le sirvió de nada, y con un golpe secó llegó al suelo, para su sorpresa había caído en blando, o eso le parecía , aun que la verdad era que había caído encima de alguien.

-Disculpe, ¿Se encuentra bien?

Aquella persona tirada en el suelo se levantó de pronto, el joven no podía verla bien ya que una larga melena de color negro le tapaba todo el rostro, la supuesta joven se incorporo y Nikolev se alejó asustado, ya que directamente aquella joven no tenía rostro, solo dos ojos negros…como los suyos, vacios, sin nada, solo ellos, ahí mirándole, para después emprender el camino de nuevo, Nikolev estaba estático, no sabía que hacer o a donde ir, miró a su alrededor, estaba en un lugar diferente, todo era negro, el suelo, el cielo, y todo era levemente iluminado por lo que parecía un inmenso foco, mucha gente pasaba a su alrededor y todos como aquella chica, sin cara, sin rostro, solo con los ojos negros impresos en su rostro, unos ojos negros demasiado idénticos a los suyos.

-¿Dónde estoy?¿qué es este lugar? ¿qué está pasando aquí?
-Bienvenido a tu infierno, Nikolev Petrova

Nikolev miró hacia atrás, hacía donde salía una voz que le era espeluznantemente familiar, aun que no sabía exactamente de que le sonaba, al girarse vio a un hombre, o eso le decía su contextura, tapado con una capa y una capucha haciendo así que no pudiera ver su rostro, no pudo evitarlo, se acercó a él un poco, necesitaba respuestas, necesitaba saber a qué se refería aquel hombre.

-¿mi infierno?¿qué pasa aquí? Este es el sueño más raro de mi vida…
-¿Sueño? Pobre iluso…esto no es un sueño…ya te dije que estás en tu infierno…o mejor dicho en tu futuro…

Nikolev no entendía nada, no comprendía nada, pero de pronto aquel sujeto lo agarro del brazo, le clavaba los dedos en el antebrazo con fuerza, le dolía, le dolía y mucho, no era su imaginación, aquello dolía, grito levemente presa del dolor cuando sin más le empujo para liberarse del agarre y la capa de aquel hombre cayó al suelo y los ojos del joven parecieron ver el peor de los errores.

-Tú…tú eres, ¿Cómo es posible?
-Si Nikolev yo…soy tú

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

-¡Ah! – Nikolev gritó despertando de pronto de aquella pesadilla, estaba empapado en sudor y aquella última imagen no se le borraba de la mente, la capa caía, el rostro de aquel que decía ser él mismo se veía, un rostro quemado, desfigurado y lo más importante…sin ojos, ahí donde debían estar sus orbes negras, no había nada…
-¿Nikolev estas bien? –

Julius había entrado tras llamar a la puerta , al escuchar el grito, miró al joven de cabellos y orbes negras, estaba sudado, intranquilo y parecía que algo le había aterrado, se acercó a donde estaba él mirándole con una ceja levantada y un brillo extraño en sus ojos grises.

-¿No me digas que al final has sido tú el que ha tenido pesadillas por culpa de la película esa?
-Sera eso Julius, será eso y tú, ¿qué haces despierto?
-Bueno, acortándotelo todo…resulta que Shinkei si a acabado durmiendo con Álvaro, si es que han dormido algo, y sabes que son ruidosos así que acabe desvelándome.
-Esos dos…yo no creo poder dormir tampoco, vamos al salón.

Nikolev se levantó de la cama y tomo una camiseta que había cerca ya que solía dormir sin ella y al ponérsela y pasar una mano por su antebrazo derecho se dio cuenta, de que había unas marcas, como si alguien…le hubiera agarrado con fuerza.

-Cuídate de ellos…ayúdales…corre…

Un susurro, un escalofrío, terror, miedo, desesperación, ¿qué demonios estaba pasando? ¿a caso comenzaba a volverse loco? suspiró levemente, fingió no escuchar nada, no escucharse a si mismo decía qeuello y salió de allí con prisa, no quería volver a pensar en aquella pesadilla ni en nada de aquello, solo quería relajarse y pensar que en unas horas tendría que llevar a la pareja de ególatras ninfómanos a clase y el Instituto Aoi Bara no es que quedara precisamente cerca

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

-Bueno, no hay de que Shinkei yo y Julius iremos al trabajo y en unos horas vendremos a buscaros para tomar algo, por favor, por favor os lo pido….no mas arranques de ninfomanía, porque incluso se os escuchó desde el salón y saluda a Hana-chan y a Sayo-ne de mi parte y ahora adiós.

Shinkei se sonrojo, Álvaro sonrió burlón y satisfecho y sin mas ambos entraron al Instituto Aoi Bara, saludando a sus compañeros y amigos, mientras que los otros dos integrantes de aquel grupo se alejaban de allí en coche, Nikolev conducía distraído, perdido en sus pensamientos, perdido en aquella pesadilla que se repetía de forma incesante en su mente de forma que prácticamente casi le ahogaba, podía notar todo de nuevo, como si cada vez que cerrara los ojos o pensara en ello aquella imagen volviera a su mente como si la tuviera delante, el, con el rostro quemado, desfigurado… y sin sus ojos.

-¡Nikolev! Presta atención o acabaremos matándonos

Nikolev espabilo al escuchar a su acompañante y sin pensárselo demasiado tomó dirección hacía el parque, tenía que parar el coche, relajarse, sentarse, no podía ir así al trabajo ni podía conducir así, no con aquella inquietud, no con aquello carcomiéndole la mente, podría causar un accidente y en aquel momento era lo que menos quería, aparcó el coche, sin escuchar las palabras de su acompañante y sus gritos, se sentó en el césped, apoyo la espalda en un árbol y suspiró, aquel sueño comenzaba a descontrolarle, notó como Julius se sentaba a su lado y le miró, solo él conseguía calmarle y relajarle, cerró los ojos para no cruzarse con los ojos grises de su acompañante.

-Lo siento Julius, simplemente estaba…mareado y pensé que sería lo mejor para y tranquilizarme, lamento si te preocupe.
-Claro que me preocupaste, paras y no me dices nada, es normal además que te hablaba y tú te quedabas ahí mirando a la nada, pensé que estabas en trance.
-Era como si lo estuviera…

El joven de ojos grises miró a su acompañante y amigo, aun que no sabía si llamarle amigo estaba bien ya que su relación era tan extraña o inclusive más que la de los dos pelirrojos ninfómanos, era indefinida, prohibida, mal vista por muchos, y aceptada por pocos y además escondía mucho más de lo que aparentaba.

-Tranquilo Julius se me pasara, es todo culpa de la mala noche que he tenido y ahora vamos, si llegamos tarde se me dé alguien al que no le hará nada de gracia el que estemos tardando tanto, además con un poco de suerte estar trabajando hará que deje de pensar en ello.

Nikolev se levantó del césped y volvió al coche esperando a Julius para partir hacía su trabajo, mientras que esperaba que aquellas pesadillas no volvieran a atormentarle, lástima que no sabía, que aquello estaba aun por continuar…

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Sinceramente no comprendía nada de lo que estaba pasando, no, no entendía lo más mínimo, el día había pasado de lo mas tranquilo, con sus momentos buenos y malos, había ido a buscar a Shinkei y a Álvaro, habían estado por ahí y al caer la noche cada cual había ido por su lado hasta que al ser ya tarde se habían ido a dormir y al caer dormido allí estaba de nuevo, con aquella horrenda ropa de color blanco y delante de aquella espeluznante puerta, pero esta vez no tendría miedo, tenía que enfrentarse a la realidad, tenía que averiguar qué pasaba, y tenía que hacerlo ya, así que abrió la puerta, se dejo caer y tras caer salió corriendo en busca de sí mismo.

-¿Me buscabas?
-Si…esta vez…no haré preguntas estúpidas ni huiré, seré directo, ¿qué está pasando? ¿de quién me tengo que cuidar?
-Hay alguien, ellos, busca tus ojos, esos ojos que ven cosas que nadie más ve…tienes que tener cuidado o acabaras como yo, acabaras así…pero dime, ¿les ayudaste como te dije?
-¿Ayudarles, a quien?
-Oh…eso es que no lo hiciste, lástima porque, ellos, ya están aquí…
-Espera, ¿a quién tenía que ayudar?
-Los fantasmas, los espíritus, ellos te pidieron ayuda y tú no lo hiciste…ahora que necesitas su ayuda ellos te la niegan…
-¡No, tienes que ayudarme! ¡Somos la misma persona!
-Y es precisamente por eso…por lo que no haré nada…

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

-¡No!-Entre gritos se despertó Nikolev pero esta vez era diferente, otro grito resonó en la mansión, un grito de Shinkei y las palabras volvieron a su mente, ellos, ya están aquí… echo a correr, tenía que llegar a tiempo, tenía que impedir que le hicieran algo a ella y a Julius, Julius… al recordar al joven de ojos grises su desesperación aumentó y corrió mas hasta llegar a la habitación de la joven, abrir la puerta de un portazo y…
-N-niko a-yudame…

Ante él la peor de sus pesadillas, Julius agarraba del cuello a Shinkei estrangulándola poco a poco mientras que le miraba de reojo con una macabra sonrisa, los ojos de Julius destilaban maldad, los ojos de Julius ahora…eran de color negro.

-Al fin llegaste Nikolev, el protagonista ha entrado en escena
-¡Suéltala Julius!

El joven tiró a la muchacha contra la pared sin más y esta del fuerte golpe perdió la consciencia mientras que veía a Álvaro, el cual también estaba desmayado y tumbado cerca de ella, Julius volvió a sonreír malvado y Nikolev palideció, él era uno de ellos.

-¡Es todo el destino Nikolev, todo esto estaba predestinado, este cuerpo, tus ojos todo!

Julius tomo un álbum de fotos que estaba encima de la cama y lo lanzo contra la pared, de repente las fotos salieron del álbum y comenzaron ordenarse por edad, y en línea recta desde Nikolev a Julius, todas eran del joven de ojos negros que contemplaba atónito como en las fotos era perfectamente visible como sus ojos, al nacer verdes, comenzaban a oscurecerse con el paso de los años de forma radical y extraña hasta volverse negros como la noche.

-La maldición de los ojos negros esta en ti Nikolev y ahora…es el momento de que reclame lo que me pertenece a mí y a mi señor…

Una espesa niebla negra salió del brazo de Julius y se dirigió hacía Nikolev y antes de que este pudiera hacer nada para defenderse esta le elevó, sus pies dejaron de tocar el suelo y esta se metió dentro de su cuerpo, después de que toda la niebla entrase dentro de Nikolev los ojos de Julius volvieron a la normalidad y este se desmayo…al parecer solo había sido un títere, un títere de aquel que quería conseguir aquellos ojos, Nikolev sonrió con la maldad presente en sus ojos totalmente negros.

-Al fin… tras tanto tiempo sin una nueva presa….al fin...soy libre

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Han pasado más de diez años desde la desaparición de Nikolev Petrova y al fin se ha encontrado, su cadáver ha aparecido en la playa, lo que más destaca de este caso es el hecho de que al susodicho le hayan extraído los ojos y el que su cara se encontrara totalmente quemada, algunos investigadores lo achacan a un rito satánico ya que se encontraron runas y marcas en el cadáver que señalan esto, otros que es un asesino en serie…pero la verdad nadie la sabe, solo se sabe que ahora, un nuevo huésped esta suelto, buscando unos nuevos ojos para su señor Lucifer…y dime, ¿serás tú el siguiente?¿caerás tu en la maldición de los ojos negros? Quien sabe…quizás la próxima vez que te mires a un espejo…tus ojos estén más oscuros, y cada vez mas y mas negros…

///
off:
Bueno aquí mi adelanto de especial de Halloween nada del otro mundo xD espero os gustara~~
avatar
Hikari14

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición de los ojos negros

Mensaje por SweetyJanis el Mar Oct 09, 2012 5:25 am

Waaa nooo Nikolev u.u Julius T.T aaaa se me acelero el corazón en la penultima parte D: me gusto mucho <3 en serio. No podre dormir xd jdskdsjkdljdsa me asuste con lo de Julius u.u Una recomendación es que cuides las comas y esos hay algunas partes que llegan a confundirme por completo, otra cosa puedes utilizar el guionsito largo, nose que codigo tendra para ponerlo aquí pero bueno xD eso ayuda a que los dialogos se vean con un toque más profesional(?) xD
Es interesante tu historia, la trama, los personajes. En lo personal me gusto mucho :3 pronto subire mi adelanto de hallowen(?) jajaja e.e
saludos<3
XO
avatar
SweetyJanis

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 16/09/2012
Edad : 19
Localización : venezuela

Ver perfil de usuario http://yupitengounblog.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición de los ojos negros

Mensaje por Hikari14 el Mar Oct 09, 2012 9:43 am

Hahahahaha muchas gracias ^^ y digamos que los guiones largos y yo no nos llevamos ewé! y que lo de las comas fue por que era para un concurso con un máximo de palabras y si le dejaba todas las comas que tenía me pasaba tres pueblos pero bueno ^^UU me alegra que te gustara!
avatar
Hikari14

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición de los ojos negros

Mensaje por Autumn. el Mar Oct 09, 2012 8:19 pm

Bueno, para empezar decirte ¡Hola Hiraki14! Me ha gustado mucho tu relato, lo veo muy bien, con una muy buena base y con tu inspiración centrada en las películas de The Ring o La Maldición, que al menos en la primera parte —si no me equivoco— haces cierta mención, ¿cierto? Bueno, de igual manera, estoy aquí para decirte ciertos puntos:

Los primeros que voy a mencionar son los buenos. Comienzo haciéndole especial mención a tu forma de narrar; es bastante buena aunque también tienes cosas que cambiar pero por el momento va bien. Los tiempos son correctos y la ortografía, a pesar de ser ciertamente confusa en algunas ocasiones también está bastante bien y se puede leer sin problemas la historia.

Ahora voy a hacer mención a los puntos que hay que rectificar, siempre bajo mi punto de vista y de una manera totalmente constructiva. Lo que te voy a decir simplemente es para que intentes mejorar si así lo deseas ya que, puedes hacerme o no caso.

Para empezar pienso que lo que pone de:
"Resumen: Nikolev, Shinkei, Álvaro y Julius son un pintoresco grupo de amigos con sus mas y sus menos, sus relaciones y sus problemas, pero todo cambia cuando Nikolev empieza a tener unas extrañas pesadillas, y mas sucesos le ocurren,todo relacionado con unos ojos negros....que ocultan la peor de las maldiciones.
Advertencia: un pelin de yaoi, nada grave xD
"

Deberías de colocarlo —bajo mi punto de vista, repito— de esta manera:

"Resumen: Blah, blah, blah.
Advertencia: Blah, blah, blah.
"

También, con el título ocurre lo mismo: "La maldición de los ojos negros", creo que para diferenciarlo de lo que es el texto en sí deberías de colocarlo de ésta manera:


La maldición de los ojos negros.


Es decir, centrado, con color negro, y un tamaño más grande al de la letra normal.

Prosigo ahora con respecto a los diálogos. Están bien al igual que la introducción a la historia, es decir, el primer párrafo antes del primer diálogo. Pienso que lo que deberías de usar es el guión largo (—), tanto para empezar como para acabar.
Lo que tú has puesto ha sido ésto:

-¡Queréis quitar esa película de una maldita vez! ¡Me va a dar un infarto por Dios!

Lo que, bajo mi punto de vista, deberías de hacer sería lo siguiente:

— ¡Queréis quitar esa película de una maldita vez! ¡Me va a dar un infarto por Dios!

El código para usar el guión largo es éste: Presionar ALT y luego, sin dejar de presionar ALT le das 0151.
Hay ciertas normas [Solamente los administradores pueden ver este vínculo], está colocado en el apartado correspondiente y te invito a que te pases por ellas para que estés un tanto más aclarada en ese aspecto.

Con respecto a la ortografía...Veamos, hay varias faltas que me gustaría comentarte.

Los tres chicos allí presentes suspiraron ante la reacción de su amiga Shinkei Roselli ,sin duda ver una

Esa coma no debería estar así, sin embargo en el resto del relato si que las pones bien, al menos las que hay, pero ese es otro tema que tocaré un poco más adelante. Lo que vengo ha decir es que debería ir así:

Los tres chicos allí presentes suspiraron ante la reacción de su amiga Shinkei Roselli, sin duda ver una

Luego también hay errores como en algunas formas verbales en las que, al ser pasado, no le pones la tilde correspondiente o la colocas mal. Hay un artículo que le pones la tilde cuando es totalmente innecesaria ya que, los artículos nunca se acentúan. El artículo del que hablo es este: "él", cuando en realidad es "el".

También hay ciertos errores con las comas, o separaciones. No debes de darle dos veces a la barra de espacio pues queda raro, aunque supongo que eso nos puede ocurrir a todos alguna vez pero simplemente te digo y ya voy acabando, que tengas cuidado sobre todo con las tildes, las comas que quitas o que debes seguir poniendo y los diálogos, recuerdalo. Escribes estupendamente, sólo tienes que cambiar eso y serás una artista. (:
avatar
Autumn.

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 09/10/2012
Edad : 21

Ver perfil de usuario http://literaryandgraphics.foroactivo.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición de los ojos negros

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.